default-logo

ULTIMAS NOTICIAS

Corte Suprema Estatal en Manhattan condenó el martes a cadena perpetua a un dominicano de 24 años y quien admitió haber estrangulado a su expareja y al hijo de ambos de 4 años, usando dos cables eléctricos

Un juez de la Corte Suprema Estatal en Manhattan condenó el martes a cadena perpetua a un dominicano de 24 años y quien admitió haber estrangulado a su expareja y al hijo de ambos de 4 años, usando dos cables eléctricos para ahorcarlos.

La mujer, Felicia Barahona, de 36 años, era una exmaestra que fue expulsada de la escuela porque se enamoró Isaac Durán Infante, quien fue condenado por los asesinatos en el apartamento de la occisa, en un edificio de la calle 153 en el Alto Manhattan, el 22 de diciembre de 2016.

Al escuchar la sentencia, Durán Infante se quedó en silencio y con una mirada fría, cuando el juez le preguntó si tenía algo que decir, antes de confinarlo de por vida en la cárcel.

Tendrá derecho a pedir libertad condicional cuando purgue 25 años de la cadena perpetua.

Como ocurrieron los hechos
Después de estrangular a Barahona, Infante asfixió al niño con un cable de computadora y lo dejó boca abajo en la bañera con agua. En un principio intentó convencer a la policía de que se trataba de un asesinato-suicidio cometido por su exmujer.

El hermano de la occisa, Jaime Bravo, de 30 años, dijo que aún está asqueado por el crimen.

“Es terrible, malvado, lo que sea que quieras decir”, dijo Bravo.

Barahona era profesora de ciencias en la escuela secundaria DeWitt Clinton High School en El Bronx, se enamoró de su verdugo y fue cancelada y vetada en el sistema educativo, por su relación con él, que comenzó en 2011 cuando el convicto asesino tenía 18 años de edad.

Durán Infante, quien se había mudado a Filadelfia, dijo en su primera comparecencia en la corte que decidió matar a la exprofesora y a su hijo Miguel Durán Barahona, porque ella maltrataba al menor y lo mantenía mal vestido.

Alegó que su decisión devino porque después que se reunió con la madre y el niño en un restaurante McDonald´s, vio a su hijo “sucio y mal vestido” y a la madre castigándolo con crueldad y arrastrándolo por el suelo, después de golpearlo.

La reunión tuvo lugar el 27 de noviembre de 2016.

“El niño no tenía un corte de pelo”, le dijo Durán Infante a la policía, de acuerdo con documentos de la corte.

“Llevaba las peores ropas que tiene. Felicia no le compraba ropa bonita. Lo hacía a propósito para avergonzarme”, declaró el acusado.

Según su relato, cuando le dijo a la madre que llevaría al niño donde el barbero, ella supuestamente cogió a su hijo y salió. “Vi a Felicia tirar de mi hijo por el brazo y arrastrarlo por el suelo, me quedé allí llorando”.

Durán Infante afirmó que no había visto a la madre ni al bebé desde el 11 de diciembre, pero más tarde confesó haber cometido los asesinatos el día 22 de ese mes.

Se declaró culpable de cuatro cargos de asesinato en primer y segundo grado.

Presuntamente les dijo a los investigadores que su ex mujer le había “arruinado” la vida y que ya no podía permitirse el lujo de mantener al niño, porque su nueva novia estaba embarazada.

Acerca del autor
Sitio web de noticias regionales, nacionales e internacionales de la República Dominicana.

Comments

Deja un comentario

x