default-logo

ULTIMAS NOTICIAS

DEPLORAN ABANDONO LUGAR DONDE NACIÓ BARÍTONO EDUARDO BRITO

PUERTO PLATA.- “Vergüenza ajena” es lo experimentan muchos ciudadanos de esta provincia, al observar el abandono que presenta el lugar donde nació hace 107 años, el destacado barítono puertoplateño Eduardo Brito.

Este reputado artista cuyo nombre correcto era Eleuterio Brito, vio la luz el 21 de enero de 1906 en la comunidad El Higo, perteneciente al municipio de Luperón, en la parte oeste de esta provincia de Puerto Plata.

Pero en la actualidad, justo en el mismo lugar donde nació el destacado ícono del arte popular dominicano, solo se aprecia una meseta a medio construir una bandera nacional solitaria, sucia y deshilachada, un solar lleno de yerbas y una rancheta donde se oficia la misa los domingos, por no tener esa comunidad una parroquia.

Muchos ciudadanos calificaron de sumamente vergonzoso el aspecto de abandono en que se encuentra el lugar donde nació Brito, quien fue un cantante barítono de ópera y zarzuela dominicano, que paseó su calidad por playas extrajeras, lo cual fue publicado a modo de denuncia social en la portada del periódico vespertino “El Nacional” en fecha jueves 27 de diciembre del pasado año 2012.

Según las impresiones de ciudadanos que opinaron al respecto, las autoridades oficiales de los ministerios de Turismo y Cultura deben emprender acciones a fin de cambiar el aspecto de ruinas que existente en el lugar donde nació Eduardo Brito quien es considerado como el cantante nacional de la República Dominicana.

ZOOM

Eduardo Brito se casó a los 24 años de edad, el 3 de noviembre de 1929, con la cantante Rosa Elena Bobadilla de cuya union nacieron 2 hijos y en la década de los años 30, este artista criollo se presentó en todos los países del Gran Caribe Hispano y realizó en Nueva York  históricas grabaciones de canciones como “La mulatona” y “Lucía”, esta última con letra del doctor Joaquin Balaguer Ricardo.

En esos años, el compositor cubano  Eliseo Grenet, director de una compañía de zarzuelas, quedó impresionado por el joven cantante dominicano y le contrató para que integrara parte del elenco durante una gira por Europa, registrando con su voz en el acetato la zarzuela “Los Gavilanes” compuesta por Jacinto Guerrero.

Para el año 1944, estando en Nueva York, Eduardo Brito comenzó a perder facultades vocales y al encontrarse en una mala situación económica, una hermana suya gestionó su regreso a en el mes de mayo de ese mismo año a la República Dominicana donde lamentablemente falleció en el manicomio de Nigua (San Cristóbal) en 5 de enero de 1946, sus restos reposan en el viejo cementerio de Puerto Plata ubicado entre las calles El Morro y Padre Castellanos.

Finalmente el teatro nacional en la capital dominicana, lleva el nombre: Eduardo Brito, en honor al más destacado cantante barítono dominicano, así como también un sector en su natal pueblo de Puerto Plata (La Rigola).

Por Antonio Heredia.-

Acerca del autor

Comments

Deja un comentario

x