default-logo

ULTIMAS NOTICIAS

Engañar a la muerte: cómo será envejecer sin arrugas

ENVEJECER SIN ARRUGAUn mundo en el que el envejecimiento no exista es uno en el que todos querrían vivir. Un lugar en donde un trasplante de corazón, hígado o riñones desarrollados a partir de las propias células corporales fuera tan común como un reemplazo de caderas. O en donde para celebrar el cumpleaños número 94 se corra una maratón entre amigos de la infancia.

Ese mundo todavía no existe, pero uno parecido puede llegar en cualquier momento, según explica un artículo publicado en The Economist. La ancianidad, el decrecimiento de las habilidades generales experimentado por todos a medida que pasan los años, está bajo la lupa de doctores y biólogos hace ya un tiempo. Suspenderla todavía no es factible, pero ralentizarla probablemente sí lo sea. La expectativa de vida promedio ha crecido un montón en el último siglo, pero eso ocurrió gracias a una mejor alimentación, mejores viviendas, salud pública y avances médicos en la farmacología. La nueva mejora ocurriría gracias a drogas anti-envejecimiento, algunas de las cuales seguro ya existen.

Esto, según aseguran los más optimistas, extendería el ciclo vital para la mayoría de las personas hasta los 120 años. Pero eso sería solamente el comienzo. En el futuro, no sólo la expectativa promedio aumentará, sino también la expectativa máxima de vida. Si una parte del cuerpo se “gasta” o se “rompe”, se reparará o directamente se reemplazará. El ADN será optimizado para una vida más larga. Y sumando las drogas anti-envejecimiento, alcanzar los 100 años será moneda corriente.

Una de las preocupaciones es que una vida larga exacerbaría los problemas sociales y económicos de hoy en día (Shutterstock)
Una de las preocupaciones es que una vida larga exacerbaría los problemas sociales y económicos de hoy en día (Shutterstock)

Hombre y superhombre

Para este fin, muchos futuros “reparadores” ya se están preparando. Algunos quieren mejorar tejidos gastados utilizando células madre (precursoras de otros tipos de células). Esta bio-renovación es la base de un tratamiento todavía no probado -y algunos lo catalogarían hasta como vampírico-: la transfusión de sangre de jóvenes a cuerpos viejos. El negocio del cultivo de órganos desde cero también está avanzando.Por el momento, estos “organoides” son pequeños, imperfectos y utilizados en su mayoría para el testeo de drogas. Pero esto cambiará pronto.

Se dice que la longevidad es genética, lo que sugiere que variedades particulares de genes prolongan la vida. Algunos se encuentran investigando esta teoría, con la esperanza de que técnicas modernas de edición de genes puedan algún día ser utilizadas para realizar alteraciones cruciales en el ADN de aquellos que lo necesiten. Esto suena más que deseable, pero, sin embargo, esto repercutirá profundamente en la sociedad. los efectos serán en su mayoría buenos, pero no todos.

Se extendería el ciclo vital para la mayoría de las personas hasta los 120 años (Shutterstock)
Se extendería el ciclo vital para la mayoría de las personas hasta los 120 años (Shutterstock)

Una de las preocupaciones es que una vida larga exacerbaría los problemas sociales y económicos de hoy en día. El desafío más inmediato será el acceso al tratamiento anti-envejecimiento. Si una vida más larga es más cara, ¿a quién le toca primero? Ya en la actualidad los ingresos van de la mano con la expectativa de vida. Ampliar esta grieta con tratamientos inaccesibles para los pobres podría profundizar las divisiones que tensionan a las democracias mundiales.

¿Serán discriminados los trabajadores más viejos como lo son hoy en día o su número creciente les dará una ventaja sobre los jóvenes? ¿Los jefes se mantendrán aferrados a sus puestos de poder o se aburrirán, renunciarán y se dedicarán a algo completamente diferente? ¿Toda esta gente anciana dejará de considerarse vieja, reteniendo actitudes mentales vigorosas propias de la juventud además de las físicas? ¿O podrían llegar a que la sociedad se vuelva más tradicional, ya que la gente más grande suele serlo?

Técnicas modernas de edición de genes podrán ser utilizadas para realizar alteraciones cruciales en el ADN (Shutterstock)
Técnicas modernas de edición de genes podrán ser utilizadas para realizar alteraciones cruciales en el ADN (Shutterstock)

Las crisis de mediana edad pasarán de ser un intento de recuperar la juventud perdida a un planeamiento de cómo será el próximo medio siglo de vida. El retiro se convertiría en una opción cada vez más distante, ya que el dinero para las jubilaciones deberá ser abundante para poder durar todos esos años extras. Además, el aburrimiento y la necesidad de variedad alteraría la rutina y vida familiar. ¿Cuántos se casarán a los 20 con la expectativa de estar con la misma persona otros 80 años? La vida con una pareja, que ya está en descenso, sería cada vez menos común.

Estas especulaciones pueden resultar divertidas, y en su mayoría optimistas. La promesa de una vida más larga, bien vivida, es tentadora. Pero esta visión del futuro depende de una cosa: que una existencia más longeva sea también una más sana. Pero el entendimiento biológico está avanzando cada vez más. Una mayor longevidad está al alcance de la mano, incluso si la inmortalidad todavía no está tan cerca.

Acerca del autor
Sitio web de noticias regionales, nacionales e internacionales de la República Dominicana.

Comments

Deja un comentario