default-logo

ULTIMAS NOTICIAS

Poderes del Estado rehúsan cotizar en la Seguridad Social

55e3c1bff0e1e8400d4cf2419bb1c312_300x226Una de las grandes debilidades del Sistema Dominicano de la Seguridad Social (SDSS) es que ha dejado de percibir miles de millones de pesos debido a que los poderes Legislativo, Judicial, la Junta Central Electoral (JCE) y el Municipal, entre otras instituciones, se han negado a cotizar, en violación a la Ley 87-01.

La afirmación fue hecha por los sindicalistas Rafael –Pepe- Abreu y Gabriel del Río, así como por los expertos en seguridad social Alma Bobadilla, una de las creadoras del sistema; el cardiólogo Fulgencio Severino, la directora del Senasa, Altagracia Guzmán Marcelino, y el antropólogo Bernardo Matías, quienes observan que esas instituciones contribuyen a debilitar el SDSS.

Aunque nadie se atreve a dar un número exacto de los dineros dejados de percibir, ya que alegan es incumbencia de la Tesorería de la Seguridad Social (TSS) y otras instancias del sistema y del Estado, en lo que sí coinciden es que son “miles de millones”. Para el año finales de 2012 se calculaban en más de RD$3,000 millones.

Hasta hace poco tampoco cotizaba el Banco Central, mientras que al Banco de Reservas, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional la Ley 87-01 los faculta para crear sus propias ARS, bajo la modalidad de autogestión, así como a los médicos y enfermeras.

Siempre se han negado

La neumóloga Alma Bobadilla, primera directora del Senasa, dice que el mal viene desde la entrada en vigencia del SDSS, ya que cuando inició la organización del Senasa visitó a las principales cabezas de la JCE, la Cámara de Diputados y el Senado, la Liga Municipal Dominicana (LMD) y los principales ayuntamientos, así como la Suprema Corte de Justicia (SCJ) en reclamo de que se afiliaran a la Aseguradora de Riesgo de Salud del Estado.

“La respuesta fue negativa, el ¡no!”, afirma. “Ellos se creen dueños de las instituciones y las dirigen como les da la gana, aún sea violando la ley que ellos mismos aprobaron y que deben defender”.

Precisa que “ellos alegaban que no tenían que cumplir eso, y es que ellos compran y venden a la gente como si fueran vacas, porque ahí hay un buen negocio, se mueven cosas turbias detrás de cada situación. Ante esa situación se estaban diseñando correctivos, pero sobrevino el cambio de gobierno”.
Fulgencio Severino sostiene que además de que los grandes salarios del país no cotizan en la Seguridad Social, el sistema está diseñado para atender primero las ganancias de las agencias de intermediación, como las ARS, en detrimento del servicio que se brinda a los pacientes.

Guzmán Marcelino dijo a elCaribe que entre los factores que han impedido que en estos 13 años el SDSS haya alcanzado a más personas y se mejoren los servicios está el hecho de que esas instituciones evaden cotizar.
La directora de Senasa expresó que “hay que buscar la forma en que esas instituciones, que son del Estado, entiendan que deben apoyar la Seguridad Social”.

Mientras que Bernardo Matías, gerente de Planificación de Senasa, señala en el libro “El pecado original del Sistema Dominicano de Seguridad Social” que “es inaceptable y éticamente reprochable que instituciones que juegan un papel de árbitro en el Estado, garantes de la aplicación de la ley, permanezcan fuera del SDSS sin que coticen como afiliados”.

A seguidas subraya que “es necesario eliminar la jerarquización y categorización de ciudadanos dentro del sistema. La Junta Central Electoral, la Suprema Corte de Justicia, los ayuntamientos, el Congreso, el Tribunal Constitucional, entre otros, tienen que alinearse a los mandatos legales y constitucionales del país”.

Privilegios y mejores pensiones

Para los sindicalistas Pepe Abreu y Gabriel del Río, presidentes de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS) y Central Autónoma Sindical Clasista (CASS), respectivamente, el que la Suprema Corte de Justicia, la Junta Central Electoral, senadores y diputados, y últimamente el Tribunal Constitucional, prefieran asegurarse fuera del SDSS es porque buscan privilegios en los servicios de salud y asegurarse mejores pensiones.

Entienden que ello se debe a que “están conscientes de que el sistema no es bueno, y además buscan la forma de obtener una pensión muy por encima de los demás, de la gente que trabaja y cotiza al mandato de la ley”.

Pepe Abreu matizó que “lo que ellos han hecho es crear un sistema propio que los excluye de la Ley 87-01 y los sitúa por encima de los demás”.

Solamente en este país se ve que los legisladores creen una ley de Seguridad Social y ellos mismos se excluyan para buscar mejores pensiones y más privilegios”, dijo Gabriel del Río.

“El sistema solo beneficia a las empresas del sector”

Fulgencio Severino, también coordinador Nacional del Movimiento Patria Para Todos, consideró que a 13 años de aprobada y promulgada la Ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social se ha evidenciado que solo las empresas del sector se benefician, mientras el pueblo espera los buenos resultados. Observó que los gastos administrativos se tragan los aportes de los trabajadores, y subraya que éstos han aportado RD$347,000 millones en los 10 años de implementación del seguro de vejez y sobrevivencia pero solo tienen en sus cuentas RD$247 mil millones.

Observaciones

Altagracia Guzmán Marcelino directora general del Senasa

“Es lamentable que muchas instituciones, sobre todo los legisladores y las pertenecientes al Poder Judicial, se hayan negado a entrar al Sistema Dominicano de la Seguridad Social. Esa postura debilita al sistema y es bueno que se vaya pensando en cómo hacerlas entrar, pues ahí hay muy buenos salarios y eso ayudaría”.

Alma Bobadilla
Primera directora de Senasa
“Y no podemos decir que tengamos un país donde la gente esté asegurada, porque no le hemos cumplido a la población. El problema es que no hay quién aplique la ley y de ahí el desorden. No le hemos cumplido a nadie y hoy hay más gente pidiendo en las instituciones para resolver un problema de salud que lo que había antes”.

Gabriel del Río
Presidente de la CASS
“La autoexclusión de instituciones donde funcionarios y empleados ganan los mayores salarios no fortalece al sistema y lo que hace es que lo debilita, impidiendo que se universalice y llegue a todos. Ellos pueden cotizar y si quieren mejores pensiones que creen un plan particular, pero dentro del sistema”.

Rafael -Pepe- Abreu
Presidente de la CNUS
“Lo que ellos han hecho es crear un sistema propio que los excluye de la Ley 87-01 y los sitúa por encima de los demás. Y eso se debe a que saben que el sistema no es tan bueno y no quieren compartir con el resto de la población y obtener al final de su vida laboral un promedio de pensión que ellos saben que es sumamente pírrico”.

VIA: ELCARIBE

Acerca del autor

Comments

Deja un comentario

x