Durante el fin de semana pasado el periódico digital elpregonerord.com, realizó una encuesta en la cual preguntaba ¿Quién usted cree que será el próximo alcalde de Santo Domingo Este?

Revelando una tasa de rechazo de un 67% de los electores contra el actual alcalde Manuel Jiménez, ya que pudo solamente alcanzar el 33% de los votos, y donde seguro votaron los únicos dolientes que tiene Manuel Jiménez en el municipio que son los empleados del ayuntamiento.

Estos resultados han reflejado comentarios que tienen día a día los munícipes por la mala gestión de este funcionario de la administración pública.

La falta de gestión para mantener la limpieza y ornato público, recolección, tratamiento y disposición final de residuos sólidos, ha producido un descontento generalizado tanto en los munícipes como en los mismos compañeros del PRM, provocando la presentación no oficial de verdaderos perremeístas para que ostenten aspiraciones para dirigir la alcaldía.

En julio del 2021, el gobierno central a través de los Proyectos Especiales y Estratégicos de la Presidencia (PROPEEP), tuvo que involucrarse en la limpieza y recogida de basura debido al gran cúmulo de desechos sólidos en todo el municipio por la inoperante gestión de Manuel Jiménez, el alcalde no tiene un plan para nada, no tiene la humildad para reconocer que él no tiene la capacidad de gestionar el municipio más complejo del País.

Advertisements

Se recuerda que una mala gestión municipal repercuta en las elecciones presidenciales, el desastre que hizo el exalcalde Alfredo Martínez “el cañero”, (Y aún esperamos el sometimiento a la justicia por parte de la alcaldía) que su mala gestión solo es superada por el actual alcalde Manuel Jiménez, y de ser este último el candidato sin duda que el PRM va a perder las elecciones municipales y posiblemente las presidenciales.

Fueron 45 días de colaboración que ayudaron a apalear la situación, pero parece que fueron en vano los esfuerzos realizados por la presidencia, ya que a partir del mes de septiembre del 2021 hasta la fecha el alcalde no ha dado señales de humo para mejorar su incapacidad de gestor de la administración pública.

Manuel Jiménez ha demostrado sin mucho esfuerzo su inocultable incapacidad para mantener la ciudad despejada de basura, y ha admitido que no tiene la capacidad para mantener el municipio sin basura y ha vuelto a reclamar que el presidente Luis Abinader se haga cargo de esa función que le corresponde al alcalde, no al Jefe del Estado.

Manuel Jiménez es un poeta y soñador que lo hace muy bien con una guitarra, pero él no nació con los talentos de liderazgo, el temple y el coraje para un puesto que afecta directamente a más de un millón y medio de personas.

¿Será que nuestro alcalde piensa replicar en diferentes partes de nuestro municipio “mini vertederos de Duquesa” cómo su gran legado?