Acusan una joven de 16 años de matar una niña

By  |  0 Comments

SANTO DOMINGO – Continuamos con el lamentable caso de una menor de edad, la cual perdió la vida tras ser arrojada en una cisterna.

Datos suministrados indicaron que la adolescente de 16 años, acusada de ahogar a una bebé de un año en el sector Mendoza, Santo Domingo Este, llevaba ta solo 15 días residiendo con la familia de la niña.

Lo más triste de este caso es que esta familia trató de hacer un bien sin imaginar la desgracia que les llegaría, y es que de acuerdo con Ingrid Villanueva, bisabuela de Lorianny de León, cuenta que la joven había sido recogida por sus familiares ya que estaba sin hogar y dormía en una esquina de una plaza comercial.

“Pa’ que tú veas qué buena gente es la familia mía, aquí no hay casi nada y ellos pensando en que a ella le podría pasar algo la recogieron y miren cómo les vino a pagar”, contó Ingrid.

“En esas dos semanas esa tipa se ganó la mala voluntad de casi todo el mundo. Incluso le robó a un señor RD$5,000 y hasta conmigo misma tuvo varias discusiones”, expresó Beanchy Bernard.

¿Cómo pasó el hecho?

Según una publicación del Listín Diario, explica que el pasado domingo alrededor de las 08:00 de la noche, Lorianni León, una niña de un año y siete meses de edad, fue encontrada sin vida en el interior de una cisterna, luego de que presuntamente fuera lanzada por una adolescente.

La pequeña había sido dejada al cuidado de la adolescente por la abuela, quien salió momentáneamente a comprar unos pañales para la menor.

Una vez se percataron de que estaba desaparecida la niña, vecinos del sector Mendoza, lugar donde ocurrió el hecho, emprendieron la búsqueda a la que se unió la propia acusada de lanzar la infante a la cisterna.

“Ella se desapareció con la niña a las 4:00 de la tarde y volvió a la hora y comenzaron a buscarla, entonces un señor ya en la noche fue a buscar agua en la cisterna y fue ahí cuando la vio, y ya estaba aventada y todo como si tuviera más de dos horas allí adentro”, detalló Beanchy Bernard, quien tiene un negocio en la esquina de la residencia de la víctima, de cuya cámara de seguridad es que se visualiza cuando la joven toma a la niña.

La madre de Lorianni, Elizabeth Soriano Villanueva, trabaja en el cuidado de una casa y limpia una cafetería los fines de semana, lugar donde se encontraba al momento de enterarse de la desaparición de su hija.

El cuerpo de la niña fue sepultado la tarde del lunes en el cementerio Cristo Salvador.

La comunidad exige justicia ya que definen a esa familia como “gente que nunca se habían metido con nadie”.

looklab

Sitio web de noticias regionales, nacionales e internacionales de la República Dominicana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *