tornadosUn sistema de tormentas causó estragos en la zona metropolitana de Oklahoma City, Missouri y el Reno generando varios tornados que ocasionaron la muerte de nueve personas, entre ellos una madre con su hijo y otro niño, según informó el Servicio Forense y más de 71 heridos. La mayoría de los fallecidos quedaron atrapados en sus coches. No se habían identificado aún a cinco de las víctimas.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos advirtió este viernes que “un tornado extremadamente peligroso” se encontraba cerca de la ciudad de Harvester, a 25 millas al noreste de St. Louis. Cerca de 200.000 persoas permanecen sin servicio eléctrico. En Missouri temen ahora por las inundaciones producidas por las tormentas.
– ¿Por qué no se mejora en la predicción de tornados?
– Así es un tornado desde dentro

 

David Stottlemyre estaba dentro de una gasolinera en El Reno, Oklahoma, cuando vio a un tornado que, según sus palabras, les «miraba a los ojos.»
Él y dos compañeros de trabajo se quedaron dentro ya que el edificio recibió el impacto directo – el techo se derrumbó y la estructura voló en pedazos. Aunque los tres sobrevivieron ilesos, «Estamos todos muy afectados,» dijo a CNN. «Ha sido surreal, no tengo ninguna otra forma de explicarlo.»

El tornado se estaba movimiento al este a 50 millas por hora, dijo Colene McEntee, coordinadora de la Unidad de emergencias del condado de St. Charles.

Apenas la semana pasada un tornado causó al menos 51 muertes en Oklahoma City. Tras su paso, Obama firmó una declaratoria de desastre para la entidad, entre cuyas víctimas fatales hubo unos 20 niños, informaron las autoridades.

«Simplemente no hay descanso», dijo la portavoz de la ciudad Kristy Yager. En total, se registraron 17 tornados en el Medio Oeste. Se esperaba que el número cambiara cuando las autoridades concluyeran las encuestas entre la población, dijo Kurt Van Speybroeck, un meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional.

Para el sábado, más de 210.000 clientes se quedaron sin electricidad en el Medio Oeste – 89.000 en Missouri, 86.000 en Oklahoma, 31.000 en Illinois, 3.000 en Arkansas, 1.000 en Kansas y 500 en Indiana.

Aunque los tornados dañaron casas en Missouri e Illinois, la peor parte se la llevaron Oklahoma City y sus alrededores, incluyendo Reno y Union City.

El sistema de la tormenta golpeó con fuerza las líneas eléctricas, arrancó árboles, incendió grandes camiones a su paso y arrancó parte del techo de la terminal del Aeropuerto Internacional Will Rogers de Oklahoma City.

Todas las salidas de la mañana del sábado fueron cancelados por el aeropuerto, donde unos 1.500 residentes de la zona se habían refugiado viernes por la noche en un túnel, portavoz del aeropuerto Karen Carney dijo a CNN. «Estamos agradecidos que pudiéramos refugiar a todo el mundo ahí abajo», dijo.

Un tornado arrancó casa de ladrillo de los padres de Kris Meritt como una caja de cartón, succionando su contenido y lanzando la mayoría de la gente sobre el césped. Luego se trasladó a demoler la casa de al lado. Los padres volvieron a evaluar los daños, pero tuvieron que hubir cuando otro tornado se dirigía hacia ellos. «Pasa toda tu vida por tu mente, y ves todos tus recuerdos zarandeados», dijo Merritt. «Desde la infancia en adelante.»

En Moore, el sistema de tormenta afectó a los residentes que siguen recogiendo los pedazos de la catástrofe anterior. «No hay daño en todas partes,» dijo Glenn Lewis, el alcalde de Moore, a Anderson Cooper.

Las calles inundadas hacen que sea difícil conducir al pueblo a buscar nuevas ruinas entre los antiguos. «Ni siquiera puedo llegar a casa para ver si mi casa está bien», dijo.

Aunque los tornados no son tan fuertes como el EF-5 tornado que mató a 24 personas el 20 de mayo, el miedo llevó a algunas personas en sus coches a huir, haciendo caso omiso de las advertencias de no conducir.

Los funcionarios describieron partes de las carreteras interestatales 35 y 40 cerca de Oklahoma City como «un estacionamiento». «La gente estaba realmente manejando en dirección sur en los carriles hacia el norte para tratar de salir de la carretera», dijo Storm Chaser David Holder.

Pasajeros en Will Rogers buscaron refugio en el sótano del aeropuerto. Un corte de energía y los residuos en la pista obligaron al aeropuerto de cancelar todos los vuelos. Las luces parpadearon de nuevo en la madrugada del sábado, pero todas las salidas de la mañana fueron cancelados, dijo la portavoz Karen Carney.

Ciudad inundada
Una vez pasados ??los tornados de Oklahoma enfrentan a una nueva amenaza: las inundaciones.
Las fuertes lluvias inundaron Oklahoma City, un nivel de 11 pulgadas de agua en el área metropolitana, dijo Yager.

«Hemos visto inundaciones a lo largo de la totalidad de 621 millas cuadradas,» dijo una portavoz. Las Inundaciones dejaron varados cinco autobuses urbanos vacíos y algunos automovilistas.

«Vimos las inundaciones en áreas que nunca se inundan», dijo el teniente de policía Jay Barnett. «Estamos anonadados».

Problema generalizado
El impacto de los tornados no se limitó a Oklahoma. Más de 212.000 clientes se quedaron sin electricidad en todo el Medio Oeste el sábado.
En Illinois, el techo salió volando de un gimnasio de la escuela en el condado de Macoupin. Entre 25 y 30 viviendas resultaron dañadas, dijeron las autoridades.
En Missouri, el gobernador Jay Nixon, declaró el estado de emergencia, ya que el frente de tormenta se trasladó a su estado llevándose por delante los techos de las viviendas.

Algunas partes de más de 200 carreteras en el estado fueron cerradas debido a las inundaciones, dijo el departamento de transporte del estado.

Y Lambert-St. Aeropuerto internacional Louis estuvo cerrada durante cuatro horas por lo que los desechos podrían ser retiradod de la pista de aterrizaje que se rebrió el sábado.

Moore traumatizado

En Moore, los aullidos de las sirenas de defensa civil llegaron residentes cansados ??de luchar de nuevo contra la tormenta.
Candace Looper se retiró a su cuarto de lavado sin ventanas con su gato, y se atrincheró bajo los cojines del sofá. «He estado orando, y he estado cantando el» Padre Nuestro «y cantando ‘Amazing Grace’, así que estoy bien», dijo a CNN.

LaDonna Cobb y su esposo, Steve, estaabn con sus hijos en la escuela el 20 de mayo, cuando la gran tornado demolió el edificio.

La foto de Steve llevando una de sus hijas, on sangre en la cara, se convirtió en un símbolo del sufrimiento y la resistencia de Moore.

Durante los tornados del viernes los llevaron a un refugio aterrados. «Estamos muy asustados aquí. Estamos aterrorizados», dijo Cobb, a Piers Morgan de CNN .

Pasar por un segundo tornado fue particularmente inquietante para sus hijos. «Ellos no lo están llevando muy bien. Estaban muy molestos», dijo Cobb.
Una vez pasado el furor, Lewis, el alcalde de la ciudad, cabalgaba por la ciudad en su camioneta.
«Acabamos de empezar a recoger (escombros) hace dos días.» Sábado por la mañana, empezará todo de nuevo.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here