Caso de la niña Liz María ¿posible condena sin aparecer el Cadáver ?

25

Diferente versiones de la clase jurídica se han manifestados sobre el caso de la niña Liz Maria, supuestamente asesinada por Estarlin Francisco Santos el Panadero,  que dicen que sin cadáver no hay condena y así lo establece el código penal dominicano, otros aseguran como es el caso del Lic. Bienvenido Durán abogado donde asegura que el derecho no es estático y que por eso se crean la jurisprudencia, la doctrina que viene a poner normal y conectar con el derecho constitucional,  el abogado confían en una  investigaciones serias, de recolección de pruebas precisas para conectar el hecho con el presunto asesino y haya una condena más allá  de cualquier duda razonable, aquí en la República Dominicana ya hubo condena contra un sicario que desapareció el cadáver y lo condenaron a 30 años de prisión, referente al caso de la niña Liz los investigadores tendrán hacer una fuerte investigación para conectar por toda las vías el hecho con el presunto asesino, también hay jurisprudencia en caso similares sobre desaparición de cadáver en otros países como España, Argentina, Chile, Costa Rica y Guatemala, logrando que se dicten sentencias para que los culpables sean condenados

Primera condena en la RD Sin cadáver:

El Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional impuso su primera condena por un caso de asesinato en el cual el cadáver de la víctima no pudo ser hallado, sentando de esta manera un importantísimo precedente para el órgano acusador en materia de crimen organizado.

Miguel Ángel Jorge Cruz alias (Miguelito el Sicario) fue condenado a 30 años de prisión por el asesinato y  sicariato como un delito en contra de víctima Ramón Adolfo Rodríguez Castillo.

El expediente indica que ambos acordaron reunirse en una estación de combustible, la tarde del 27 de junio 2017, fecha en que Jorge Cruz asesinó y desapreció el cuerpo de Rodríguez Castillo.

A través de un comunicado de prensa el Ministerio Público informó que el proceso investigativo incluyó e análisis de inteligencia electrónica, recolección de pruebas testimoniales, documentales, materiales, referenciales y periciales, a través de las cuales se determinó que la última vez que la víctima se vio con vida fue junto al acusado, además de que el incendio de su vehículo fue provocado y que Jorge Cruz estaba en el lugar del hecho, lo que confirma su culpabilidad.

Jorge Cruz fue enviado al Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres, donde cumplirá la pena de 30 años.

 

Dejanos Tu Comentario