PUNTA RUCIA Y TIBURCIO Y PIDE A LAS AUTORIDADES INTERVENIR ANTES QUE LA SANGRE CORRA POR SUS CRISTALINAS AGUAS.

El Diputado por la provincia Puerto Plata, Ramón Alberto Dorrejo Calvo (Momy), denunció este Miércoles ante el Hemiciclo de la Cámara de Diputados que en las comunidades de Villa Isabela, Estero Hondo, Tiburcio, las playas de la Ensenada y Punta Rucia, Prov. Puerto Plata, desde hace un tiempo allí estarían operando mafias

 dedicadas al despojo de propiedades a sus ocupantes, desalojos ilegales y sometimientos a la justicia injustificados a quienes deben ser víctimas y figuran como imputados, se han deslindado hasta el parqueo público de la playa la Ensenada,  lo que ha generado

 protestas y mantiene la zona intranquila, por lo que pide tanto a la Procuradora General de la República, a la Directora de Persecución del Ministerio Publico Lic. Yeni Berenice Reynoso, así como al presidente de la República, Lic. Luis Abinader a que se case con la gloria y resuelva este problema, como lo hizo el ex­ presidente Danilo Medina con el caso de Bahía de las Águilas,  a la Jurisdicción Inmobiliaria y a todas las autoridades llamadas a intervenir a prestarles atención a las denuncias y a todo lo que está pasando en esas comunidades y así evitar ya que lo está advirtiendo que la sangre empañe esas aguas cristalinas por los

 conflictos que allí se pueden presentar con personas que se aparecen de la noche a la mañana como propietarios de casas y terrenos y dejan sorprendidos a cualquiera y en contubernio con otras autoridades lo sacan y los desalojan de sus residencias, algunos hasta sin ninguna orden judicial.

El Diputado Ramón Dorrejo (Momy, también estableció que la gran cantidad de nacionales extranjeros que han sido despojados de sus casas y terrenos le estaría trayendo un problema reputacional a la inversión extranjera y a la seguridad jurídica y al clima de inversiones del país, a la vez de afirmar que la zona no ha podido desarrollarse por los conflictos que allí existen y que nacen del hecho de tantos deslindes administrativos a espaldas de sus ocupantes, sin pasar por ningún tribunal y que luego sorprenden a sus ocupantes con acciones judiciales a todas luces cuestionables, por lo que hizo un llamado al Colegio Dominicano de Ingenieros,

Arquitectos y Agrimensores (Codia) y a la Dirección Nacional de Mensuras Catastrales, a las Inspectorías del Ministerio Público y del Consejo del Poder Judicial a poner atención a tantos deslindes fraudulentos en esa zona y a  intervenir de manera urgente.

El Diputado, señaló que basta con el escuchar el testimonio de tantas personas denunciando el mismo abuso y el despojo de sus casas y la forma como lo hacen para darse cuenta que lo que allí sucede no es normal y que solo se le estaría dando apariencias de legalidad a situaciones muy cuestionables, por lo que estableció que lo que está sucediendo en esas comunidades es un caso igual o peor que el de Bahía de las Águilas, por lo que se hace

necesario que estos casos se investiguen y se les dé la razón y el derecho a quien la tenga antes que suceda una desgracia ya que hasta ciudadanos norteamericanos en la zona han resultado heridos, es frecuente el uso y exhibición de armas de fuego, amenazas y otras vías de hecho que están ocurriendo allí sin que las autoridades intervengan de manera oportuna como con otros casos lo hacen y en estos casos actúan a paso de tortugas.

Se recuerda que la Procuraduría General de la República, sometió a la justicia luego de una investigación profunda a 19 empleados de la Dirección Nacional de Mensuras Catastrales, que se dedicaban a la aprobación de deslindes violentando y obviando los requisitos que se habían establecido en el reglamento para la aprobación de los mismos y se aliaron a mafias para despojar de sus propiedades y casas a muchas personas y empresas y esa investigación coincide plenamente con la

 aprobación de los deslindes fraudulentos en las playas de la Ensenada y Punta Rucia , por lo que de esas mismas mafias se encargaban luego de desaparecer los expedientes soportes para que solo exista el titulo «deslindado» y no se pudiese indagar como lo obtuvieron.