El planeta se prepara este jueves para dejar atrás el año 2020, marcado principalmente por la pandemia del coronavirus y que obliga a miles de millones de personas a celebrar el paso al Año Nuevo en la intimidad de casa.

Las nuevas olas de la epidemia obligan a una mayoría a seguir los festejos desde el sofá de su hogar, tras meses de restricciones por el covid-19, que dejó cerca de 1,8 millones de muertos en todo el mundo.

Desde Sídney hasta Roma, los humanos asistirán a fuegos artificiales y espectáculos a través de la pantalla de la televisión o de la computadora, siempre y cuando las festividades no hayan sido canceladas.

Dejanos Tu Comentario