Mao. “Este fue un caso planificado, ellos los policías cumplieron una orden de un grande y lo que considero es que hay mucha envidia, porque mi hijo estaba mejor preparado que muchos generales que hay ahí”.

La acusación la hace Altagracia Cruz, madre del militar del teniente coronel piloto Ramón Israel Rodríguez Cruz, quien dice confiar en la labor investigativa del ministerio público para dar con los responsables del crimen.

El hecho sucedió a las 2:00 de la madrugada del jueves 24 de diciembre, cuando el oficial regresaba a la casa de sus familiares en la comunidad Boruco de Guatapanal en Mao, provincia Valverde.

“Yo lo que quería era que mi hijo estudiara derecho, pero él solo quería ser militar y nosotros que somos una familia pobre lo ayudamos. Su padre, que era un agricultor, y hasta la comunidad entera colaboró para que ingresara a la academia”, narra la progenitora al hablar con reporteros de elCaribe.

Rodríguez Cruz,de 37 años de edad y padre de dos niños de nueve y 10 años, procreados con Yisel de Cruz, inició su carrera en la academia cuando apenas contaba con 16 años.

Cuestionan investigación

En su formación, tras graduarse en ciencias militares, viajó a Colombia y en Texas en los Estados Unidos en su formación de piloto e hizo un curso de francotirador en Canadá
Altagracia Cruz asegura que el cabo policial Rafael de Jesús Díaz Gómez, conocía a su hijo y que recientemente se produjo un percance cuando visitó la casa familiar del militar donde se celebraba una boda. A Díaz Gómez se la atribuye impactar de cuatro disparos a Rodríguez Cruz, al actuar junto al sargento Libraro Recio Solís.

“Mi hijo era una persona grande y muy humilde. Ni siquiera tenía una casa y yo que resido junto a otro de mis hijos en los Estados Unidos, le tenía que mandar cien y 95 dólares para gasolina. A él le hicieron oferta de muchos miles de dólares y sin embargo, él no lo aceptó porque era muy serio”, apunta Altagracia Cruz.

Jesús Rodríguez, hermano del coronel cuestionó que la policía en esa demarcación se dedicara a colgar en redes una foto de una persona que no era su pariente.

“Mi hermano estaba compartiendo con nosotros en la casa de nuestra abuela. De ahí el salió a buscar a un primo al aeropuerto y lo dejó en el municipio de Esperanza, luego dejó otro primo en Mao y se retiró hasta la casa y es aquí frente al propio hogar que es ejecutado por los policías”, expresa Jesús Rodríguez.

Manifestaciones de apoyo en Boruco

Durante tres días la comunidad de Boruco ha encendido velas en señal de luto y quemó neumáticos, como forma de protesta para reclamar de las autoridades esclarecer el horrendo crimen. Frente a la puerta de la casa, permanece una foto del militar.
La comisión investigadora la integran el inspector general de la Fuerza Aérea Dominicana, Mauricio Fernández García, y el inspector de la Policía Nacional, Claudio Peguero Castillo.

Elcaribe

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here