SANTO DOMINGO – La gestiónMichell Martelly perdió otro ronda en  la lucha diplomática que libra conRepública Dominicana por el tema migratorio, cuando medios de prensa revelaron el contenido de una carta de su recién destituido embajador en Santo Domingo, Daniel Supplice, quien cuestiona en forma cruda la actitud de su gobierno frente a sus propios migrantes.

En la misiva, fechada el 21 de julio y difundida el viernes, Supplice, asegura que Haití lleva más de 200 años mostrando una incapacidad de documentar a sus nacionales.

Reitera que la gestión de Martelly fracasó con el Programa de Identificación y Documentación de los Inmigrantes Haitianos (PIDIH), que buscaba dotar a su diáspora de los documentos de identidad requeridos por el Estado dominicano para incluirlos en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros Indocumentados.

La gestió de Supplice en Santo Domingo duró 92 días. El exdiplomático recuerda a Martelly: “Es con calma, sabiduría y visión que se resuelven los conflictos entre los estados”.

ldquo;La gestión de las relaciones entre Haití y la República Dominicana demanda de la actitud racional y razonable diversos actores y donde el amateurismo y la improvisación no tienen lugar”, añade en la misiva difundida en español por la Dirección General de Comunicación (DICOM) de la Presidencia de República Dominicana.

Supplice reclama que la crisis entre los dos países que ocupan la isla de Santo Domingo debe solucionarse “favoreciendo siempre el diálogo constructivo”.

Le reclama que mientras lea la misiva “miles de nuestros hermanos y hermanas” siguen cruzando la la frontera por debajo de los alambres “en busca de una vida mejor”.

En ese contexto, recuerda que “decenas de mujeres y adolescentes de nacionalidad haitiana, todos los días, paren niños en los centros hospitalarios dominicanos”.

También, que 44,310 jóvenes asisten a las universidades estatales y centros universitarios privados dominicanos, “sin olvidar aquellos que, viviendo en la frontera, van a las escuelas primarias y secundarias en territorio dominicano por la mañana y regresan en la noche a Haití”.

Además, que “cientos de miles de hombres, mujeres y niños continúan vendiendo su jornada de trabajo en el sector agrícola, en condiciones extremadamente difíciles, pero no piensan en volver a su país”.

Por:DNY

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here