La Plaza de San Pablo luce a esta hora completamente abarrotada de personas que aguardan el humo blanco o negro de la chimenea instalada en la Capilla Sixtina para saber si se ha elegido un nuevo Papa.

Esta mañana, por segunda ocasión, humo negro salió de la chimenea de la Capilla Sixtina, a las 11:39 (06:39 tiempo de Estados Unidos), lo que indicó que los cardenales reunidos en el Vaticano no determinaron quién será el próximo Papa.

habemus papam

El humo blanco podría aparecer alrededor de una hora después de la elección, lo que sería una señal de que la Iglesia católica tiene un nuevo líder.

Si la segunda votación de este miércoles tampoco define al sucesor de Benedicto XVI, el humo negro aparecerá nuevamente y el cónclave seguirá por tercer día consecutivo.

La elección de Benedicto XVI, quien renunció el 28 de febrero, ocurrió en el segundo día del cónclave.

Los 115 papables se reúnen en la cámara de la capilla, famosa por su techo pintado al fresco por el artista renacentista Miguel Ángel. Cada día del cónclave, ellos tienen cuatro oportunidades para votar: dos veces al principio del día y dos más por la tarde.

Mientras tanto, cientos de fieles acuden a la plaza de San Pedro pese al frío y la lluvia, en espera del resultado.

Este martes, el primer día de votaciones, transcurrió con un llamado a la unidad y a la cooperación con el nuevo pontífice.

Solo unas horas después de entrar en la residencia de Santa Marta en el Vaticano, los cardenales participaron en una misa matutina en la Basílica de San Pedro. El servicio, abierto al público, fue el último evento donde fueron vistos los 115 prelados antes de la primera votación y el cónclave para elegir al líder de los 1,200 millones de católicos en el mundo.

Para que sea elegido un nuevo Papa, se necesitan los votos de dos tercios de la mayoría, al menos 77 votos de los 115 cardenales que participan en el cónclave. Además del humo blanco de la chimenea que anunciará la elección, se escuchará el repicar de las campanas de la Basílica de San Pedro.

En tanto, el papa emérito Benedicto XVI vio por televisión el momento en el que los cardenales tomaron su juramento de confidencialidad en la Capilla Sixtina antes de empezar el cónclave, y también vio cómo el humo negro salía de la chimenea el martes por la tarde, dijo a CNN el vocero del Vaticano Tom Rosica.

VIA:(CNNMéxico)

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here