Santo Domingo, RD.- En día de ayer La pastora Rossy Maybelline Guzmán Sánchez, acusada presuntamente de ser testaferro del mayor general Adán Cáceres Silvestre, jefe de la seguridad del expresidente Danilo Medina, llegó  a la Procuraduría General de la República, presuntamente para ser interrogada por la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca).

La pastora es investigada por el Ministerio Público a raíz de un reportaje realizado por Nuria Investigación Periodística, donde salieron a relucir una serie de empresas y propiedades perteneciente a la religiosa, mientras otras son atribuidas Cáceres quien supuestamente es su allegado y posible feligrés de su iglesia Shalom.

De acuerdo con su abogado Romel Jiménez, Guzmán Sánchez, deberá volver a comparecer por ante la PEPCA, para continuar con el interrogatorio, pero no precisó la fecha.

La religiosa llegó acompañada de un caballero y a su llegada al edificio le esperaba un tercero que le acompañó hasta el ascensor que le llevó hasta el cuarto piso del edificio judicial, donde se encuentra el despacho de la procuradora adjunta Yenny Berenice Reynoso.

De inmediato se marchó del edificio, acompañada de su abogado y un escolta, a bordo de una moderna Chevrolet Tahoe, Hight Country del año 2021, valorada en aproximadamente 85 mil dólares estadounidenses.

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here