Ángel Rondón, Víctor Díaz y Andrés Bautista agotaron ayer sus últimas palabras en el juicio de fondo en el que juzgan la inocencia o culpabilidad de estos imputados de haber recibido US$92 millones de Odebrecht para favorecer esa compañía con obras de infraestructuras estatales.

Los otros tres acusados, Conrado Pittaluga, Tommy Galán y Juan Roberto Rodríguez, disponen del próximo jueves para expresarse en el tribunal, si desean hacerlo.

La última audiencia sería ayer, pero decidieron mover otro día a fin de facilitar que todas las partes puedan estar presentes el día del fallo que debe darse en 10 días, después del jueves.

Durante su turno, el principal imputado del caso, el imputado Ángel Rondón, declaró que es inocente y resumió las facturas que le ha pasado el proceso judicial de la siguiente manera: “He visto a mi familia y a mis amigos sufrir y desgastarse, he tenido que incurrir en gastos significativos en pago de abogados, mis negocios y proyectos se estancaron y perdí a un hijo que se fue a la tumba atormentado por mi situación”.

Rondón se definió a sí mismo como un “empresario próspero y de éxitos desde los años 1980”, y que ha representado a Odebrecht como a otras empresas extranjeras.

Víctor Díaz Rúa

En tanto que el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, consideró que “falta mucho para que haya un Ministerio Público objetivo”.

Advertisements

“Lo que pasa es que nosotros tenemos un problema con el Ministerio Público, ellos entienden que su triunfo es conseguir condenas y yo no estoy de acuerdo. Yo pienso que lo que los distingue es que cuando se ponen ese uniforme están defendiendo a la sociedad”, expresó Díaz Rúa.

Andrés Bautista

Mientras que el expresidente del Senado, Andrés Bautista, rompió en llanto en momentos en que hablaba del sufrimiento que ha ocasionado a su familia el hecho de haber sido incluido en el expediente de corrupción.

Las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional tuvieron que ordenar una pausa de cinco minutos para que el imputado se repusiera.

Reveló que a su hijo, el diputado Enmanuel Bautista, le propusieron votar por la reelección de Danilo Medina a cambio de sacar a su padre del expediente. Andrés Bautista dijo que prefería un tiro en la cabeza, antes de aceptar esa propuesta “perversa”.

Consideró que los casi cinco años que ha tenido el proceso Odebrecht son “el peor castigo para un hombre de trabajo y servicio al país”.

Fiscales confían habrá condena

La fiscal Mirna Ortiz se manifestó confiada en que el tribunal dictaminará condena contra los seis imputados, debido a los “méritos de las pruebas aportadas por el Ministerio Público”. El Ministerio Público pidió al tribunal condenas de diez años de prisión para Ángel Rondón Rijo y Díaz Rúa, mientras que para Pittaluga Arzeno solicitó siete años, y cinco años de reclusión para Andrés Bautista, Tommy Galán Galán y Rodríguez Hernández.