El periodista haitiano Alexander Gálvez que había sido secuestrado por pandillas en Haití, fue liberado hoy luego de permanecer nueve días secuestrado, según reportan las autoridades internacionales.

El secuestro del reportero de Grupo de Medios Telemicro había sido perpetrado por la banda criminal «400 Mawozo» en la comuna haitiana Croix-des-Bouquets, según informó el medio haitiano “Radio Télé Métronome”.

Gálvez, quien se desempeña como corresponsal del Grupo de Medios Telemicro, fue raptado en la carretera Malpasse, donde se une la frontera haitiana-dominicana.

Gálvez es un periodista que fue colaborador de Caribbean FM, una emisora de Haití, donde además tenía una columna periodística, “Ti Koze nan Panyòl” y en el periódico “Premye Okazyon”.

Se recuerda que en Haití han aumentado los casos de personas secuestradas en los últimos meses.

Los constantes secuestros en la vecina nación se dan en momentos en que ese país sigue siendo objeto de debates por parte de la comunidad internacional, debido a la profunda crisis política, social, económica y de seguridad que arropa esa nación.

Comunidad internacional debe esforzarse por Haití

Los países iberoamericanos llamaron a la comunidad internacional a hacer un nuevo esfuerzo para solucionar la crisis de Haití, en una declaración adoptada en el marco de la reunión de ministros de la región.

La declaración fue aprobada por unanimidad, a instancias de República Dominicana, en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores Iberoamericanos celebrada en Santo Domingo.

El nuevo secretario iberoamericano, Andrés Allamand, dijo en una rueda de prensa que “es necesario un nuevo esfuerzo internacional” para apoyar a Haití y resolver la “situación dramática” que enfrenta el país.

“Es necesario un enfoque nuevo, un enfoque creativo, pero sobre todo un enfoque de preocupación y de asistencia, para que Haití recupere su viabilidad y su estabilidad democrática”, dijo Allamand.

República Dominicana lleva meses haciendo esfuerzos diplomáticos para tratar de recabar apoyos para atender a Haití, país con el que comparte la isla de La Española.