robert de la cruz carpioHistóricamente la construcción de la carretera Cibao-Sur, ha sido un viejo anhelo de los habitantes del Cibao y de los pueblos del sur, aunque geográficamente están muy cercanos, la ausencia de una ruta de acceso que conecte sus fronteras, le impiden el intercambio económico, social y cultural entre ambas regiones. Varias alternativas para conectar el norte con el sur han sido presentadas en diferentes administraciones públicas y avaluadas por especialistas nacionales e internacionales, de las cuales podemos mencionar las evaluadas entre las provincias de Santiago y San Juan de la Maguana, Constanza con el poblado de Rancho Arriba en San José de Ocoa, y la alternativa desde el Cruce de Piedra Blanca con la autopista Duarte y el Cruce de Ocoa en la carretera Sánchez, además las conexión con Jarabacoa en La Vega  con el municipio de Guayabal en Azua.

Ahora bien, frente a una actitud decidida y definitiva del Señor Presidente de la República  Lic. Danilo Medina Sánchez, de llevar a cabo tal obra, son muchas las opiniones que hemos visto y escuchado en los medios de comunicación, tanto escritos como televisivos, tanto a favor como en contra del proyecto. Como ciudadano comprometido con el desarrollo sostenible de la República Dominicana, me he detenido a analizar y ponderar las variantes sociales, culturales y productivas de esta obra, porque como dominicano que soy, también debo conocer y saber qué es lo más conveniente en estos momento para nuestro país, y me uno definitivamente a las opiniones a favor de esta carretera, en el entendido de que tenemos que ponderar la obra desde varios puntos de vista, con la seguridad de que nuestro Presidente también así lo ha hecho, y en virtud de tales razones se han realizado los estudios correspondientes del proyecto, para no dañar ningún elemento del ecosistema de la zona, por el contrario, sabemos que en procurar de no afectar de manera negativa el medio ambiente ha sido la razón fundamental que ha permitido que sea mas largo el proceso que daría paso a la construcción de la obra.

La Carretera Cibao-Sur, no es un capricho de la gestión del Presidente Medina, sino una necesidad que compromete de manera

mapa cibao sur

positiva el desarrollo de la nación, la carretera está proyectada desde el año 1906; es un proyecto que nos beneficiará a todos, no solo a los Sanjuaneros y Santiagueros, no solamente a los sureños y cibaeños,  porque el desarrollo de una región del país, no se queda en esa región, se expande a todo el territorio nacional, y eso es lo que se busca, dinamizar la economía en toda su extensión y capacidad de tiempo-espacio. La construcción implicaría menos de 120 kilómetros de trayecto, debido a la relativa cercanía de ambas provincia, con un tiempo estimado de recorrido de 1 hora y 35 minutos.

Me detengo un poco y hago las siguientes ponderaciones, para  que todos entendamos la importancia de la carretera, desde las siguientes perspectivas: Seguridad Personal Vial, Garantía Ecológica Productividad, Mercado y Economía.

Seguridad Personal Vial: Si de algo debemos estar atento, es de la seguridad de nuestras carreteras, muy bien cuidadas en la gestión del actual Ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Gonzalo Castillo, y en esa parte se trabaja para que la misma no presente ningún tipo de peligro y que podamos todos los dominicanos y turistas transitar de manera segura y tranquila. Desde el momento que nuestra gente no tenga la necesidad de ir a la capital para llegar al Sur y viceversa, significándole esto un trayecto más corto y seguro, por ende, durarán menos tiempo de tránsito, que se reflejara en la economía de los usuarios al ver significativamente disminuidos el gasto en combustible y en tiempo, ya que se desplazará en una carretera construida bajo los más altos estándares de calidad de la construcción moderna de la ingeniería, con el personal competente, que garantizarán la seguridad de todos.

Garantía Ecológica: podemos destacar en la parte ecológica, y a la vez garantizar su preservación; por eso decíamos anteriormente, que se están tomando en cuenta todos los factores determinantes, y precisamente este es uno, el cual se mantendrá sin alteración, conservando la belleza e incrementando el flujo del turismo interno de nuestra gente de una región a otra, y el turista que día a día nos visita de diferentes partes del mundo y quiere conocer más de nosotros y nuestra tierra. En la misma podemos resaltar entre una región y otra, el teleférico  de Puerto Plata que nos dirige a la Loma Isabel de Torres y los polos de Barahona, la belleza que caracteriza la Presa de Sabaneta, el valle de San Juan, más todos los lugares hermosos que por años, desde la época Taina se han mantenido latentes en el Sur.

En la trayectoria de la carretera, nos encontramos con varios nacimientos de agua, razones por las cuales el Señor Presidente ordenó un levantamiento ambiental, tomando en  cuenta, no afectar los nacimientos de las aguas naturales, y a la vez considerando la construcción de varios túneles que mantengan intactos varios kilómetros de montaña, que serán parte del atractivo de la carretera.

 

Productividad, Mercado y Economía: si de algo debemos estar seguros, tranquilos, claros y contentos, es de la gran productividad que vamos a impulsar en las regiones y el país, fruto de esta innovación de infraestructura. Una de las novedades es la conexión directa de los mercados. Transportar las mercancías de forma rápida y segura, le garantiza al consumidor productos sin contaminación y seguros para toda la familia. Esto traerá consigo, además, nuevas fuentes de empleos y nuevas oportunidades de negocios.

Esta carretera garantiza el desarrollo del comercio, no sólo de las provincias de San Juan y Santiago, sino de la región y el país. Las provincias de Santiago y San Juan, tendrán la oportunidad de intercambiar varios productos que no se cosechan en la misma época, por eso se garantiza una oferta permanente, y que los ciudadanos no tengan que sufrir la carencia de mercancías, gracias a esta ruta que servirá de enlace para la rapidez y traslado de los productos comercializados en ambas demarcaciones.

Ningún Presidente, ni Ministro, se llevan las obras a su casa, y el objetivo del Excelentísimo Presidente Medina, es hacer y desarrollar proyectos que en verdad, y sin lugar a dudas, el país necesite, y que a su vez, se le asignen los recursos en provecho del buen uso de los mismos, motivo por el cual APOYO la construcción de la carretera Cibao-Sur, uniéndome así a miles de dominicanos que ven la necesidad de hacerla y resalto su importancia. Llegó el Momento del CIBAO-SUR! Manos a la Obra!

 

Lic. Robert De La Cruz Carpio

Abogado

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here