Take a fresh look at your lifestyle.

Lo que le hicieron a esta maestra jubilada no tiene perdón. Adivinen quienes fueron.

0 7

SAN FRANCISCO DE MACORÍS.- En medio de un intento de asalto ocurrido la tarde de este martes resultó lesionada una maestra jubilada del Ministerio de Educación en esta ciudad.

Se trata de la señora Isabel Martínez Colón, quien fungió como directora del Centro Educativo de Las Guázumas, comunidad en la que reside.

Martínez Colón, de 67 años de edad, fue ingresada en un centro de salud privado de esta localidad, presentando laceraciones múltiples en distintas partes del cuerpo.

La víctima narró que los delincuentes, quienes se desplazaban en una motocicleta, intentaron despojarla de su cartera mientras transitaba en otra motocicleta por la calle Castillo esquina José del Orbe junto a una sobrina y un motoconcho.

Indicó que los malhechores no lograron sustraer sus pertenencias.

De su lado, el presidente de la seccional San Francisco de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), William Hernandez dijo que esa institución exige la investigación de ese y otros tantos casos de educadores que han sido víctimas de hechos delictivos.

“Yo creo que la policía cojió vacaciones hacia los delincuentes”, expresó Hernandez.

El temor, la incertidumbre, el desasosiego y la impotencia, se han convertido en algunas de las características psicológicas más comunes de los habitantes del nuestro país, que salen diariamente con el presentimiento de que serán atracados a punta de pistola, por individuos en motocicletas que actúan con toda impunidad en calles y avenidas.

No hay zonas seguras para caminar, recrearse, estudiar o trabajar. Ya no hay sectores de clase alta, de clase media o barrios pobres; todos por igual están bajo el asedio de los atracadores que se mueven por nuestros barrios sembrando la inseguridad y el terror, mientras despojan a sus víctimas de cualquier objeto que puedan vender.

Sin importar la hora del día o la noche, individuos de diferentes edades en veloces motocicletas y armados con pistolas y revólveres se adueñan de las calles de los distintos sectores capitalinos, despojando a hombres, mujeres, niños y niñas de las pertenencias de valor que tengan celulares, relojes y dinero en efectivo.

Leave A Reply

Your email address will not be published.