“Un error lo comete cualquiera, lo importante es tener la voluntad de poderse levantar y la honestidad de decir, sí me equivoqué”, dice Mary Peláez, quien visiblemente emocionada exhorta a las jóvenes a seguir adelante, mientras da un testimonio de vida.

Mary Pelaez un error lo comete cualquiera

A la condenada por  lavado de activos, una de las 306 internas de la cárcel Najayo Mujeres, le brota la felicidad cuando dice que es la mejor de su clase de Derecho y que tiene un promedio de 4.00.

“Todo el mundo se equivoca, todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad, a una tercera, a una cuarta, a una quinta…todo el mundo tiene derecho a empezar de nuevo, darse cuenta que se equivocó y a darse cuenta de que realmente necesita ser aceptado, no solo en la sociedad sino también a nivel familiar, a nivel espiritual, en todo momento nosotros nos damos cuenta que necesitamos algo más profundo”, indicó.

Para hablar la interna requirió de un permiso

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here