El ministro de Educación, Roberto Fulcar, dijo este jueves que los casos positivos a COVID-19 detectados en estudiantes de un centro educativo no guardan relación con el inicio del año escolar 2021-2022.

Fulcar analizó que, como apenas se inició la docencia el pasado lunes y los contagios se informaron al día siguiente, estos no se dieron por la apertura de las clases.

El funcionario también aseguró que solo se reportó un caso en un centro educativo, donde se activó el protocolo de bioseguridad, con la evaluación de los profesores que dieron negativo.

A pesar de estas declaraciones, ayer el Ministerio de Salud Pública confirmó que dos colegios reportaron casos de COVID-19 entre sus estudiantes, mientras un tercer centro se investiga por sospecha.

Los colegios con casos positivos son: Calasanz y Don Bosco. Se desconoce el centro que se investiga hasta tanto se confirme si hay caso de coronavirus

El protocolo del Ministerio de Educación indica que los estudiantes deben estar a 1.5 metros de distancia entre cada uno, algo que no se da en muchos casos, por la sobrepoblación.

También la falta de profesores y del personal de apoyo siguen afectado el desarrollo de la docencia presencial en las escuelas.

Darwin Caraballo, director de Acción por la Educación (Educa), consideró que es una “buena señal” del Ministerio de Educación de que ningún niño quede fuera del aula.

Ante la situación de sobrepoblación de estudiantes, Caraballo consideró que las soluciones llegarían en la próxima semana.