Santo Domingo, RD.- Los principales partidos de oposición se retiraron de la mesa del diálogo para la reforma a la constitución, lo que supone un retraso en las intenciones del gobierno para someter cambios en la Carta Magna.

La oposición levantó un muro de contención a la modificación de la Carta Sustantiva.

Tras expresar su rotundo rechazo a que las modificaciones que propone el gobierno ganen curso en la actual coyuntura, se levantaron de la mesa del diálogo y surgieron que sean promovidas las leyes pendientes desde la reforma de 2010.

La Fuerza del Pueblo, el Partido de la Liberación Dominicana y el Partido Revolucionario Dominicano consideraron inoportuna e innecesaria una reforma a la Carta Magna.

Los mismos entienden que en lugar de afianzar la institucionalidad, la propuesta representa retroceso democrático y está llena de incoherencias jurídicas.

Las organizaciones políticas indicaron que la Mesa Temática de Transparencia e Institucionalidad debe ser escenario para promover las leyes pendientes desde la reforma de 2010.

Advertisements

Asimismo reiteraron su participación en las demás mesas temáticas.

Esto generó la reacción inmediata del consultor jurídico, representantes del Partido Revolucionario Moderno y de la sociedad civil.

Por su parte, La Fuerza del Pueblo indicó que su retiro de la mesa se debió a que considera la propuesta inoportuna e innecesaria.

Henry Merán, representante de la organización política en el Consejo Económico y Social, dio a conocer la decisión  antes de iniciar los debates.

Según Merán, es innecesaria la reforma, pues las modificaciones planteadas, bien pueden hacerse sin tocar la Constitución.