COOPERSTOWN, Nueva York. En su turno durante la ceremonia de exaltación del Salón de la Fama de Cooperstown, Pedro Martínez rindió un tributo a la dominicanidad, la misma que tanto destacó en sus días de jugador.

Martínez, los también lanzadores Randy Johnson y John Smoltz y Craig Biggio fueron elevados a la categoría de inmortales del béisbol, el domingo, en una multitudinaria ceremonia en el complejo deportivo Clark de Cooperstown. Es la primera vez desde 1955 que una clase de cuatro integrantes fue electa por la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA, por sus siglas en inglés).

Pedro Martinez y Juan Marichal

Pedro Martínez dio un emocional discurso en español e inglés a los 45 mil fanáticos reunidos en Cooperstown.

La asistencia oficial de 45 mil personas, dada por los organizadores, es la cuarta más grande en la historia del ceremonial del Salón de la Fama, que comenzó en 1939. Por mucho, el acto de este año ha sido el más ruidoso y festivo de todos los tiempos, por la presencia de miles de dominicanos que viajaron desde la isla y ciudades norteamericanas cercanas.

Martínez dividió su discurso de aceptación en dos partes, primero en inglés y luego en español. En varias ocasiones tuvo que detenerse debido a las ruidosas ovaciones de sus entusiastas compatriotas, que gritaban “¡Pedro, Pedro, Pedro!” en los momentos más importantes.

“Muchas gracias a todos, en nombre de la República Dominicana y de Dios. En nombre del béisbol quiero darle las gracias por el apoyo, por siempre estar conmigo y por siempre amarme de la forma en que me han amado y respetado, a mí y mi familia”, dijo Martínez.

“Me siento más que orgulloso y comprometido con todos ustedes. Me siento muy agradecido con Dios por darme la oportunidad de representarlos, por representarlos con dignidad”, dijo. “Quiero que todos los dominicanos que están aquí, todos los latinos que están aquí, vean que estamos preparando un espacio para los que han de venir en las futuras generaciones”, agregó.

Martínez, quien tuvo marca de 219-100 y conquistó tres premios Cy Young durante su carrera de 18 años con los Dodgers de Los Angeles, Expos de Montreal, Medias Rojas de Boston, Mets de Nueva York y Filis de Filadelfia, es apenas el segundo de los más de 640 dominicanos que han desfilado por Grandes Ligas desde 1956 en alcanzar el Salón de la Fama. El primero fue el también lanzador, Juan Marichal, en 1983.

“Pedro es el pitcher más dominante que he visto”, dijo Smoltz durante su discurso de aceptación, que fue celebrado por los miles de fanáticos que vinieron detras de Martínez entre dominicanos y norteamericanos, muchos con los colores de los Medias Rojas.

“Estoy extraordinariamente orgulloso de Pedro, viendo por TV la ceremonia de Cooperstown. Le envío un gran abrazo”, dijo a ESPNdeportes.com el ex jardinero dominicano Manny Ramirez, quien fue compañero de Martínez por cuatro años en Boston. “Pedro fue un grandioso pitcher, pero mejor compañero y amigo. Cuando llegué a Boston me facilitó la vida. Felicidades Pete”, agregó Ramírez.

“Un gran saludo a mi compadre y amigo Pedro Martínez en este gran día para todos nosotros los dominicanos. Estamos orgullosos de tí”, dijo el popular bateador designado de los Medias Rojas, David Ortiz. Martínez, Ramírez y Ortiz ayudaron a ganar el campeonato del 2004, cuando Boston quebró una racha de 86 años sin ganar.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here