Pocos van a clases tras vacaciones Semana Santa

4

Muy precaria fue este lunes la asistencia de estudiantes a las escuelas públicas de la capital, luego del largo  feriado de Semana Santa. Los estudiantes desoyeron el llamado a docencia de la ministra de Educación, Josefina Pimentel, y se quedaron durmiendo la resaca de una semana de intenso asueto. Algunos directores de escuelas contrataron guaguas anunciadoras y salieron a las calles con bocinas a pedirle a los padres que enviaran a sus vástagos a las clases.Pocos van a clases tras vacaciones Semana Santa

La directora de la escuela República Dominicana, Mildred Feliú, estaba a las 7:50 de la mañana en la puerta del plantel con una campañita llamando  a los alumnos a reintegrarse a la docencia.

No obstante, aseguró que no tenía muchas esperanzas de que su esfuerzo daría frutos porque Villa Juana, el sector donde está ubicada la escuela, se convirtió ayer en una “gigantesca  piscina artificial” en la que se bañaron la mayoría de los niños que allí residen durante todo el día y parte de la noche.

“Hoy es que ellos (los escolares) están despertando, porque pasaron el día y la noche bañándose en la calle”, dijo Feliú a los periodistas.

En tanto, que los pocos escolares que asistieron a clases se quedaron sin desayunar porque el Ministerio de Educación no envió a los planteles la ración del desayuno escolar correspondiente a este lunes.

En los planteles públicos, la mayoría ubicados en los barrios más pobres de la capital, la ración de la merienda escolar es imperiosa.

Dejanos Tu Comentario