niño chinoTras apostar con sus amigos que la bebé era una muñeca, un policía chino ebrio arrancó a la niña de los brazos de su padre y la lanzó contra el suelo, fracturándole el cráneo en tres partes, informaron los medios locales.

Guo Zengxi, policía de la ciudad china de Linzhou, en la provincia de Henan, se dirigía a un bar de karaoke después de beber con sus amigos cuando vio a un hombre con un bebé en compañía de su esposa.

Tras apostar con sus amigos que el bebé era un muñeco, el policía le tocó la cara primero y seguidamente se la arrebató de los brazos a su padre para estrellarla contra el suelo, según indicó el informe policial.

La niña, llamada Yueyue, sufrió tres fracturas craneales y fue llevada a un hospital de la localidad para ser enviada posteriormente a Beijing con el objeto de ser sometida a exámenes más exhaustivos, según las autoridades locales.

via: RT

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here