Los restaurantes podrán recibir clientes que consuman en sus instalaciones hasta un 50 % de su capacidad instaladas.

Esta decisión del gobierno está dentro de las medidas que fueron tomadas este viernes a través del decreto presidencial 7-21 del Poder Ejecutivo, las cuales entran en vigencia desde el próximo lunes 11 de enero.

Los restaurantes deben cumplir con el protocolo de las autoridades de distanciamiento vigentes. No pueden exceder las seis personas por mesas.

La decisión se tomó luego de que ayer el presidente de la República, Luis Abinader, se reuniera con sus funcionarios de turismo, salud, con representantes de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores) y representantes de restaurantes.

El ministro de Turismo, David Collado, manfiestó que tratan de implementar estrategias para que los restaurantes funcionen sin poner en peligro la salud de los clientes.

Aunque se permitió esta autorización a los restaurantes, esta no se aplica a los bares, tiendas de expendio de bebidas alcohólicas y colmadones.

Estos establecimientos no podrán recibir clientes que consuman en sus instalaciones.

Dejanos Tu Comentario