EEUU.– A partir de ahora sacarse el condón a escondidas, sin consentimiento de la pareja, durante el tiempo de relaciones sexuales, estará considerado como una agresión sexual.

Esta nueva ley fue tipificada además como delito en el código civil de California, el primer estado de los Estados Unidos en tomar este paso en defensa de los derechos de las mujeres.

La nueva ley aplica tanto a víctimas masculinas como femeninas, las cifras de diferentes estudios de universidades de ese país, revelan que las que sufren este tipo de agresión sexual son las mujeres.

Advertisements

El embarazo no deseado, enfermedades por transmisión sexual y las secuelas psicológicas son algunas de las consecuencias de las víctimas del stealthing, como se conoce en su idioma inglés esta maniobra.

La legisladora de California, Cristina García, fue quien tuvo que batallar durante 4 años para que esta nueva ley, que ya está en vigencia, fuera aprobada en la Legislatura del estado dorado.