El exadministrador del Banreservas, Simón Lizardo, llegó puntual a su cuarto interrogatorio ante la Procuraduría Especializada de la Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca) en relación a una investigación de corrupción administrativa que involucra a varios exfuncionarios del gobierno de Danilo Medina.

«Una visita recurrente», fue lo único que expresó a su llega a la sede de la Procuraduría General de la República. «No tengo nada que decir» es la frase repetida por el funcionario cuando periodistas le cuestiona sobre posible imputaciones o sobre el contenido de los interrogatorios a los que ha estado sometido.

Desde febrero pasado, la procuradora general Miriam Germán Brito encabeza una investigación que parte de una denuncia pública del titular de la Dirección General de Presupuesto, José Rijo Presbot, quien alertó sobre pagos irregulares a contratistas, ocurridos en la última etapa de las gestiones de Danilo Medina (2012-2020), de alrededor de 21,000 millones de pesos, pero las indagatorias se extienden a otros hechos.

El citado monto incluyó 11,000 millones de pesos para el pago de hormigón asfáltico caliente contratado entonces por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) para un plan de pavimentación de carreteras.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here