Francis Mercado, de 43 años, muerto de varios disparos propinados por agentes de la Policía Nacional durante el toque de queda, no verá nacer a su tercera hija.

Su esposa, Julissa Altagracia Ramos, tiene programado dar a luz el jueves de la próxima semana a la niña que ambos procrearon.

El hombre supuestamente no atendió al llamado de la patrulla mixta a detenerse en el operativo del toque de queda en la comunidad Loma de Castañuelas, de la provincia Montecristi.

Tanto Julissa Altagracia como los demás familiares de Francis Mercado reclaman a las autoridades del Ministerio Público que realicen una investigación amplia y profunda en torno a ese crimen, a los fines de que los agentes policiales que cometieron el hecho sean apresados y procesados.

José Mercado, padre de la víctima, entiende que los agentes que actuaron cometieron el crimen para justificar un atraco, ya que, según denuncia, a su hijo lo despojaron de RD$800 mil pesos en efectivo que tenía producto de su negocio de préstamos de dinero.

Asegura que su hijo era conocido por toda la comunidad de Loma de Castañuelas.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here