Santo Domingo.- El exdirector del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (CESTUR), Juan Carlos Torres Robiou, compró un apartamento en Samaná valorado en medio millón de dólares a través de la pastora Rossy Guzman, según establece la acusación del Ministerio Público.

Arcángel tras muerte de su hermano pide a Dios fuerza y entendimiento

Asimismo, señaló que para el mismo se estableció el pago en efectivo y sin financiamiento.

Se recuerda que el mayor Raúl Alejandro Girón Jiménez, implicado en el caso Coral, dijo durante un interrogatorio que el general Torres Robiou compró el inmueble a través de una empresa de la pastora Rossy Guzmán.

Advertisements

Según el “para no levantar sospechas”.

En desarrollo…

siguenos