El Poder Ejecutivo emitió el anticipado decreto que modifica el toque de queda vigente desde el pasado 20 de julio, para que a partir de este lunes 28 de septiembre rija con nuevos horarios, al tiempo de ratificar “el uso obligatorio de mascarillas en los lugares públicos y en los lugares privados como medida esencial para controlar la propagación de la COVID-19”.

La nueva disposición establece que el toque de queda en todo el territorio nacional será de lunes a viernes, de 9:00 de la noche a 5:00 de la mañana; los sábados y domingos, de 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana, de acuerdo con un comunicado dado a conocer por la Dirección de Información y Prensa de la Presidencia.

La medida presidencial entra en vigencia a partir de este lunes 28 de septiembre, hasta el 17 de octubre próximo.