Santo Domingo.– El representante legal de Johann Nieto Ramírez, el joven dueño del Porsche amarillo, a quien la Dirección General de Seguridad, de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) acusó de intento de homicidio, aseguró este jueves que el caso se trata de un bulto mayúsculo, y precisó que se ha querido dar un matiz diferente al hecho por tratarse de una «persecución» contra su defendido.

Aclaró que el vehículo que al principio la Digesett había identificado no correspondía al de Nieto Ramírez, y dijo que fue él que le suministró a dicha entidad la ubicación del carro.

“Yo fui que le identificó el vehículo, porque tenían otro vehículo identificado. El vehículo al que se refiere previamente la Digesett, versus el vehículo que ellos supuestamente tenía identificado en ningún rasgo se correspondía”, aseguró el abogado de Nieto Ramírez en una intervención en el programa “Sol de la Mañana”, que se transmite por Zol 106.5 FM.
Aseguró que le han dañado la moral a su cliente. “En el día de hoy es un delincuente, es un homicida (…). Su reputación no vale un peso”, dijo.

Detalló, además, cómo inició el proceso de investigación de la entidad encargada de velar por el tránsito en la República Dominicana. Explicó que el general Ramón Antonio Guzmán Peralta se apersonó a un dealer del que Nieto Ramírez es dueño y dejó su contacto para que lo llamaran. El abogado se dirigió a la oficina del director de la Digesett, donde, según el defensor, pidió que no se revelara la identidad de Johann Tineo Ramírez, lo cual no respetaron.

 

Sin embargo reconoció que el joven dueño del Porsche amarillo cometió “un error: no detenerse (cuando el agente de tránsito se lo solicito)

De su lado, Nieto Ramírez dijo que tiene más de 17 años en el negocio de venta de vehículos y aseguró que “para decirle delincuente a una persona tiene que comprobarlo”.