Golpe de Estado en Mali: un grupo de militares rebeldes detuvo al presidente Ibrahim Boubacar Keïta

41

El presidente maliense, Ibrahim Boubacar Keïta y su primer ministro, Boubou Cissé, fueron “detenidos” este martes en la capital, Bamako, por militares amotinados, afirmó a la AFP uno de los jefes del alzamiento.

El presidente y el primer ministro estuvieron ausentes durante las largas horas que duró lo que parecía un motín y luego se transformó en golpe de estado.

“Podemos decirle que el presidente y el primer ministro están bajo nuestro control. Los hemos detenido en su domicilio [del jefe de Estado]”, declaró el líder militar, bajo anonimato. “IBK [el presidente Keita] y su primer ministro están en un blindado rumbo a Kati”, un campamento militar en las afueras de Bamako donde arrancó el motín horas antes, afirmó otra fuente militar rebelde.

un simpatizante de la oposición al gobierno de Mali en los festejos ante la noticia de un supuesto golpe de Estado contra el presidente. En su cartel, se lee: "Fuera IBK (Ibrahim Boubacar Keita)". REUTERS/Rey Byhreun simpatizante de la oposición al gobierno de Mali en los festejos ante la noticia de un supuesto golpe de Estado contra el presidente. En su cartel, se lee: “Fuera IBK (Ibrahim Boubacar Keita)”. REUTERS/Rey Byhre

Incluso un comunicado supuestamente firmado por Cissé esta misma tarde, que apelaba al diálogo con los golpistas, fue puesto en duda por los observadores y atribuido a personas de su entorno que trataban de ocultar la gravedad de la situación.

La noticia del aparente triunfo del golpe se expandió inmediatamente por la capital, por cuyas principales avenidas circulan vehículos militares, y en donde miles de personas salieron a las calles en actitud festiva, celebrando lo ocurrido, que aparentemente ha tenido lugar sin derramamiento de sangre.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió la “liberación inmediata y sin condiciones” del presidente: “El secretario general condena firmemente esas acciones y llama al restablecimiento inmediato del orden constitucional y del Estado de derecho en Mali”, declaró su vocero en un comunicado.

Mientras tanto, el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, condenó enérgicamente la detención el martes del presidente. Condeno enérgicamente el arresto del presidente Ibrahim Boubacar Keita, (del) primer ministro (Boubou Cisse) y (de) otros miembros del gobierno de Mali y pido su liberación inmediata”, dijo Faki en su cuenta de Twitter.

Soldados de Mali celebran el golpe de Estado llevado adelante contra el presidente. (Photo by MALIK KONATE / AFP)Soldados de Mali celebran el golpe de Estado llevado adelante contra el presidente. (Photo by MALIK KONATE / AFP)

El miércoles, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sostendrá discusiones de emergencia por este tema, después de que Francia y Níger solicitaran una reunión que se llevará adelante a puertas cerradas, dijo a la AFP un alto diplomático de la ONU que pidió el anonimato.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, advirtió este martes de que un golpe de Estado “nunca es la solución a una crisis”, tras el levantamiento en Mali. “La Unión Europea sigue de cerca lo que sucede en Mali. Un golpe de Estado nunca es la solución a una crisis, por muy profunda que sea”, escribió Michel en su cuenta de la red social Twitter.

El político belga expresó su apoyo a la Comunidad Económica de Estados del África del Oeste (CEDEAO) “para continuar con los esfuerzos realizados y salir de la crisis”.

Un grupo de soldados amotinados detuvieron al presidente y primer ministro de Mali consumando un golpe de Estado. (AP Photo)Un grupo de soldados amotinados detuvieron al presidente y primer ministro de Mali consumando un golpe de Estado. (AP Photo)

También el alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Josep Borrell, condenó el golpe de Estado y rechazó “cualquier cambio anticonstitucional”, al tiempo que llamó al diálogo y pidió evitar una mayor desestabilización de Mali y la región.

“Esto de ninguna manera puede ser la respuesta a la profunda crisis sociopolítica que ha azotado Mali durante varios meses”, afirmó Borrell, quien avanzó que la UE “ha emprendido contactos para comprender mejor la situación y decidir los próximos pasos en la acción de la comunidad internacional”.

Soldados de Mali se sublevaron contra el Gobierno (NICOLAS REMENE / ZUMA PRESS)
Soldados de Mali se sublevaron contra el Gobierno (NICOLAS REMENE / ZUMA PRESS)

Una sublevación en 2012 en la base de Kati condujo a un golpe militar que derrocó al entonces presidente Amadou Toumani Touré y apuró la caída del norte de Mali a manos de militantes yihadistas, que siguen operando en el norte y centro del país de África Occidental.

Keita se ha enfrentado a protestas masivas desde junio, con llamados a la dimisión por supuesta corrupción y un empeoramiento de la seguridad.

Con información de AFP, EFE, Reuters

Dejanos Tu Comentario