Take a fresh look at your lifestyle.

Pastor sometía a siervas a violencia

0 3

Puerto Plata. Las pruebas de ADN practicadas a dos niños de las tres víctimas de agresión sexual cometidos por el pastor Melvin Daniel Quiroz dieron positivas y por tanto son hijos del religioso.

Para lograr mantener el dominio sobre las fieles de la congregación Potencia de Dios, Quiroz acudía a la violencia psicológica y hasta física, según narra una de las tres damas abusadas. “Cómo puede decir ahora que era un pastor, no es verdad que un hombre de Dios hace eso. Ese señor me llegó a agredir y me mantenía sugestionada psicológicamente”, expresa entre lágrimas e impotencia, R. G, iniciales de una de las víctimas para preservar su integridad moral.

El embarazo a dos de sus amigas

desencadenó en conflicto familiar con sus parejas sentimentales. El templo, que estaba ubicado en el barrio Ginebra Arzeno, donde se congregaban las tres creyentes, era usado por Melvin Daniel Quiroz, de 42 años, para abusar sexualmente de ellas, bajo el engaño de que su semen servía para sanar y purificar el alma de sus fieles.

Cierran templo

Sin embargo, a raíz de los acontecimientos, el local fue cerrado desde hace un tiempo y en la misma edificación opera la Iglesia de Dios Pentecostal. El otro local que funcionaba en su hogar, en la calle 30 de Marzo, donde reside su esposa y sus familiares, también fue clausurado. Al ser entrevistada por reporteros de elCaribe, la pareja sentimental del religioso y que no ofreció su nombre, no habla del tema y solo pide tranquilidad.

El pasado viernes un tribunal condenó a 15 años de prisión al pastor y a otros cinco, incluida su secretaria Ana Rosmery Brito. Quiroz fue apresado y sometido a la justicia el 27 de abril del pasado año, mediante orden de arresto número 00306-2017, emitida por un juez de esa jurisdicción, tras una investigación asumida por la Fiscalía de Puerto Plata y su titular Osvaldo Bonilla.

Algunos vecinos defienden su accionar

En el barrio donde residía el pastor en la calle 30 de Marzo, algunos vecinos defienden aún a Melvin Quiroz y aseguran que éste se manejaba con mucho respeto. “Yo conozco a dos de estas mujeres y hay que preguntarse por qué se congregaban en un lugar y cambiaban tan constantemente sin ninguna explicación”, expresó una vecina que habló en defensa del pastor.

Leave A Reply

Your email address will not be published.