PUERTO PLATA.- En una audiencia efectuada en la tarde del viernes, el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Puerto Plata impuso la pena de 150 años de reclusión distribuida a 30 años a cada uno de 5 hombres quienes fueron encontrados culpables de asesinar a un comerciante en el sector Palo Blanco de Tubagua en el distrito municipal Sabaneta de Yásica.

Los condenados son los nombrados Andrés Félix Hernández (Robinson), José Rafael Matos (El Zorro), Juan de Jesús Almonte (El Gordo), Juan Gabriel Polanco (El Campesino) y Ángel Hernández Portorreal, quienes según las pruebas presentadas por el Ministerio Público ante el mencionado tribunal, fueron hallados culpables de encontraron culpable de violar los artículos, 266, 295, 296, 297 y 304 del Código Penal Dominicano que tipifica el asesinato del comerciante Ramón Susaña Fernández de 70 años de edad.

Estos cinco imputados fueron acusados de ser los autores materiales de  un atraco perpetrado a un almacén propiedad del occiso Susaña Fernández quien al tratar de defenderse de los malandrines fue asfixiado y recibió varios golpes contundentes en distintas partes de su cuerpo que terminó con el hecho de sangre acaecido en el mes de octubre del 2013.

Las magistradas Irina Ventura Castillo, Rosa Francis Liriano y Venecia Rojas quienes integraron el tribunal de alzada, también acogieron los argumentos de pruebas presentados durante la audiencia en contra de los cinco imputados por los fiscales José Martínez Montán y Víctor Manuel Mejía ambos representantes del Ministerio  Público, que consistieron en acusaciones contundentes sobre robo agravado y porte ilegal de arma de fuego.

Se precisa que este hecho criminal, ocurrido la madrugada del 23 de octubre del 2013 causó gran consternación en el distrito municipal Sabaneta de Yásica, debido a que la víctima se le conocía como un hombre muy bueno, trabajador a tiempo completo que era el copastor de la iglesia evangélica Nuevo en Cristo, además era el padre de 5 hijos, hasta el punto que muchos ciudadanos de esa comarca lo consideraban como un padre debido a lo bondadoso que era.

 El cadáver del comerciante Susaña Fernández, fue encontrado atado y completamente amordazado, en la parte de trasera de su residencia donde operaba un almacén de venta de productos comestibles, de donde se suplían la mayoría de los habitantes de Palo Blanco en Tubagua, luego de que los delincuentes  lo asesinaron le sustrajeron varios embutidos y la escopeta marca Pegaso calibre 12 milímetros con la numeración 11204996, que portaba con permiso legal el occiso.

Tan pronto el Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de Puerto Plata emitió su sentencia de 30 años de prisión a cada uno de los cinco implicados en ente crimen, los condenados fueron trasladados de inmediato fuertemente custodiados al Centro de Corrección y Rehabilitación San Felipe de esta ciudad donde fueron confinados a cumplir su pena.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here