Un hombre jubilado de 78 años mató a su novia de 35, de 14 puñaladas. Estaban en pareja hace varios meses, pero el hombre terminó asesinando a su pareja porque, según indican algunos vecinos, la mujer quería dejarlo. El hombre, identificado como Ramón Acuña, ya fue detenido.

El hecho ocurrió este martes, alrededor de las 11 de la mañana. María Dolores Juncos fue asesinada en su vivienda de la calle Fournier al 1000, en esa localidad bonaerense ubicada en el partido de La Matanza. Fuentes policiales concedieron, según indica Clarín, que los efectivos se encontraron en la casa con la hija de Acuña, quien momentos antes había acudido allí porque su tía le dijo que escuchó gritos de la mujer que estaba con él en su habitación.

El hombre intentó quitarse la vida efectuándose por sus propios medios un corte en el cuello. Cuando llegó la ambulancia, personal de salud constató que la mujer estaba muerta y trasladaron al femicida al hospital Paroissien de Isidro Casanova, en estado grave.

Su hija escuchó gritos y al rato un silencio atroz que le generó una fuerte preocupación. Cuando ingresó a la habitación descubrió que su papá y su novia 43 años menor estaban tendidos en la cama, sobre una sábana teñida con sangre.  Según fuentes policiales, el cuerpo de María Dolores Juncos (35) presentaba al menos diez heridas de arma blanca y su pareja, Ramón Hermes Acuña (78), tenía un profundo corte en el cuello.  La hija del hombre llamó de urgencia a una ambulancia. Eran las 11 de la mañana del martes. El médico que llegó hasta el domicilio de la calle Rastreador Fournier 1051, en la localidad de Isidro Casanova, partido de La Matanza, certificó que la joven mujer estaba muerta pero que el hombre respiraba.  María Dolores Juncos y Ramón Acuña .  Acuña fue derivado al hospital Paroissien, donde permanece internado. En su casa estaba la Policía y los vecinos se mostraban sorprendidos por lo que había sucedido. La hermana de la víctima aseguró que hacía un año que Dolores y Ramón estaban juntos, pero que no convivían. 

La víctima tenía tres hijas de 15, 10 y 8 años y vivía con ellas en la ciudad de Lanús.

Dejanos Tu Comentario