MIAMI. – Compareció ayer ante un tribunal federal de Miami, en Florida, el primer ministro de las Islas Vírgenes Británicas, Andrew Alturo Fahie acusado junto a la directora de la Autoridad Portuaria  Oleanvine Pickering Maynard  de conspirar para traficar cocaína y de lavado de dinero.

La Fiscalía del distrito sureste de Florida indicó que el hijo de la directora portuaria, Kadeem Stephan Maynard, también está siendo acusado de los mismos cargos y fue apresado en la isla de Saint Thomas.

Los tres son acusados de aceptar facilitar el paso seguro de toneladas de cocaína colombiana con destino a Miami, mediante los puertos de ese territorio.

El Ministerio Público detalla que, a cambio de la acción, los imputados «ganarían millones que se canalizarían a través de diferentes empresas y cuentas bancarias para ocultar el origen del dinero».

La acusación indica que, durante marzo y abril, Fahie, Maynard y su hijo Kadeem fueron parte de una serie de reuniones con un supuesto narcotraficante para realizar el acuerdo.

La declaración jurada indica que Fahie y Maynard tendrían licencias para proteger los barcos llenos de cocaína mientras estuvieran en los puertos de la isla.

El comunicado agrega que hablaron de llevar 3,000 kilogramos de la sustancia mediante un puerto de las Islas Vírgenes Británicas como prueba, a la que le seguía otra de igual cantidad, una o dos veces al mes durante cuatro meses.

Los funcionarios tendrían un porcentaje de las ventas de cocaína, es decir, millones de dólares, destaca el documento.

Advertisements

La acusación presentada en el tribunal del Distrito Sur Florida explica que una fuente confidencial de la DEA mantuvo varias reuniones desde octubre del 2021 con un grupo autoproclamados agentes libaneses de Hezbolá, que decían tener vínculos entre Florida y Oriente Medio.

Las reuniones se hicieron en la isla de Tórtola y, mientras se realizaban, se ofreció ayuda para que el territorio británico de ultramar fuera punto de almacenamiento temporal de drogas procedente de Colombia y cuyo destino final era Estados Unidos.

Los funcionarios estaban en el sur de Florida participando en Seatrade Cruise Global y fueron detenidos ayer por agentes federales encubiertos, en el Aeropuerto Ejecutivo de Miami-Opa-locka.

El rotativo detalla también que miembros de la Agencia del Departamento de Justicia de Estados Unidos se hicieron pasar por miembros del cártel mexicano de Sinaloa.

Ambos se presentaron el jueves al aeropuerto en la mañana para tener un anticipo de $700,000 dólares provenientes del contrabando.

Por su parte, el gobernador de Islas Vírgenes Británicas, John Rankin, informó ayer acerca de lo ocurrido.#DiarioPuertoPlata

«Es mi deber como gobernador informar que esta mañana el Honorable primer ministro Fahie fue detenido en Miami por cargos relacionados con una conspiración para importar sustancia controlada y lavado de dinero , dijo en una nota de prensa.

Dado que el arrestado es ciudadano británico, las autoridades de EE. UU. ha informado al Reino Unido de este apresamiento «como parte del proceso habitual seguido cuando un ciudadano británico es arrestado en el extranjero, indicó Rankin.