Me enamoré del 911

El 911 no es sólo servicio de atención a emergencias y seguridad. Es también oportunidad de empleo para dominicanos y dominicanas de gran corazón. Gente que disfruta socorriendo a los demás. Como José, María, Milcíades, Edwin, Yanibel y Noemí.

Con el dinerito que ganan, ayudan a la familia, en la casa, pagan la Universidad, compran ropa…

María de los Ángeles era voluntaria en Cruz Roja. Está enamorada del 911.

“Amo este trabajo, dice. Me encanta ayudar. Esto tiene que hacerse con amor, con dedicación, con esfuerzo, porque no son tu familia; tienes que sentir lo que le pasa a ellos”.

Noemí Cabrera cuenta que se siente bien “cuando salvo a una persona. Uno nace con eso”.

Para Edwin González, “salvar vidas es lo mejor que hay. Hoy tú la salvas; mañana te la pueden salvar a ti”.

A estos jóvenes les gusta trabajar. Celebramos que la instalación del 911 en el Gran Santo Domingo les haya permitido tener un empleo digno.

Ahora, lo mejor de todo en esta historia, lo encantador en esta historia, es la razón por la que estos jóvenes están trabajando/sirviendo en el 911: porque aman a su prójimo.

Es por ello que decimos, y no nos equivocamos, que nuestro país está cambiando. Vamos bien.

VER VIDEO

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here