Wilson Camacho explicó que el Ministerio Público aportó una cantidad
cuantiosa de presupuestos, incluyendo algunos testigos, que pusieron
al juez en condición de mantener las medidas de coerción
SANTO DOMINGO (República Dominicana).- La solicitud del
Ministerio Público de que se mantengan las medidas de coerción a los
imputados por corrupción administrativa en el Caso Coral, fue acogida
este viernes por el Primer Juzgado de la Instrucción del Distrito
Nacional, que ratificó la prisión preventiva y domiciliaria a los
implicados.
El procurador adjunto Wilson Camacho, titular de la Procuraduría
Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca),
resaltó el hecho de que una vez más se confirmen las medidas de
coerción de los imputados del Caso Coral.
En ese sentido, destacó que el tribunal mantiene la prisión preventiva
para la mayoría de los encartados, como fue impuesta, y arresto
domiciliario en el caso de uno de los imputados.
“Esto debe ser así porque el Ministerio Público ha dicho desde el
principio que en este caso tiene pruebas abrumadoras y fulminantes, y
en el avance de la investigación de este proceso en el día de hoy lo hemos
demostrado en el tribunal”, dijo el titular de la Pepca.
“Trajimos una cantidad cuantiosa de presupuestos que pusieron en
condición al tribunal de mantener la medida de coerción, frente a las
defensas, que no trajeron ningún presupuesto, y en esa condición no
podía el tribunal decidir de otra manera que no sea manteniendo las
medidas de coerción”, añadió.
Camacho se refirió al proceso al ofrecer respuestas a preguntas de los
periodistas que lo abordaron a la salida del tribunal, luego que
concluyera la revisión obligatoria de las medidas de coerción.
Sobre los nuevos presupuestos, dijo que el Ministerio Público aportó
testigos que dan cuenta de cómo funcionaba el entramado criminal de
personas que, a cambio de “migajas”, eran utilizadas para que sirvieran
de medio para sustraer dinero del Estado.