Contraer una enfermedad de transmisión sexual siempre es una mala noticia, pero si además no presentas síntomas y no sabes que debes tratarte, la cosa se complica.

Dejanos Tu Comentario